martes, 22 de abril de 2014

Trainspotting: Lo bueno, lo malo y lo feo.

Elige Blogger, elige Wordspress; elige jugos diuréticos, leche de soya, elige que ruta de bus tomar, y que asiento escoger, quien estará a tu lado. Yo elijo ser un aburrido cinefilo, adicto y sacrificado al cine de clase, y aquí les traigo uno de mis últimos descubrimientos, la película sobre las drogas con un estilo único, Trainspotting dirigida por Danny Boyle.

Un fenómeno global, la heroína: droga fuerte intravenosa, vamos a irlanda uno de los países mas afectados por este fenómeno, y vemos a este grupo de amigos (por así decirlo) metidos en el espiral de la droga de la cual salen y vuelven a caer, con la extraordinaria visión  del director Danny Boyle, y una fotografía alucinógena es un plato fuerte para una cena de reyes.







Lo bueno.
Una de las cosas a ver es el guion, no es algo que desborde en lo dramático de la temática, ni tampoco algo que le quite su seriedad y lo ponga como un juego, es un guion inconsistente, es como una torre de pisa, aunque este inclinada no creo que se caiga; el guion recae en un interesante humor negro y monologos únicos. el guion inspirado en la novela de Irvin Welsh a pesar de quedar carente de la sola nominacion al premio de la academia, es uno de esos inolvidables clásicos noventeros del escrito a mano cinematográfico.

El elenco actoral, procedente de el trebol de cuatro hojas, Irlanda. Se mueven al ritmo de la pelicula, las jovenes y audaces actuaciones, interpretan sus roles divertidamente. Esta pelicula le brindo su actual fama al actor Ewan McGregor y a Kelly Macdonald, la cual era antes de hacer el casting una cajera de supermercados.


Lo malo.
Es una película que parece divertida y toda la cosa, pero tiene sus escenas fuertes, y son utilizadas como una rara y perturbante terapia de shock, contra el tema de las drogas. El punto es que si eres de esos que si ...que no, esto no es para ti, las escenas fuertes son un remedio psicológico para toda clase de drogas, no esta 100% garantizado, pero de seguro funciona.



Lo mejor.
La banda sonora, es en si el verdadero viaje de la película, una combinación de sonidos electrónicos, canciones de Iggy Pop, sincronizado con esos momentos de la película, para hacerte sentir la "traba" (idioma autóctono) y meterte en mas en el contexto de la película.

Una fotografía que no es exagerada, sin grúas o helicópteros, solo simple imaginación, y unos planos en el lugar correcto, la fotografía es de lo mas interesante, como la cantidad de planos en objetos inertes, los momentos de droga y los juegos con espejos.



Conclusión.
Como me dijo un buen amigo: "Es la droga misma hecha película" palabras mas, palabras menos. Ahí esta la conclusión.